Conjunciones aditivas

Las conjunciones aditivas son mejor conocidas como copulativas y se caracterizan por unir o enlazar dos o más componentes de una oración, los cuales son de carácter homogéneo o de cualidades similares. Las conjunciones de este tipo pueden hacer referencia a una unión positiva, o adición, así como a una negación. Por lo tanto, las conjunciones aditivas o copulativas son Y, E, NI y QUE.

Como bien se sabe, la Y une dos palabras de la misma clase en un sentido positivo; cuando la segunda de ellas empieza con la letra i entonces utiliza la E para evitar el efecto cacofónico respectivo. Por su parte, NI une negativamente dos proposiciones ya que con esta conjunción se deja en claro que no se realizó cierta acción para ambas palabras. Finalmente, QUE es una conjunción prácticamente en desuso que funciona de manera condicional.

Ejemplos de conjunciones aditivas:

Mis animales favoritos son los perros y los gatos.
En nuestro viaje visitamos muchos monasterios e iglesias.
No me gusta el futbol ni el beisbol.
Estoy esperando que comas.
Ayer jugamos y reímos mucho.
Mis amigos son matemáticos e ingenieros.
No tengo dinero ni trabajo.
Por más que lo intento no puedo aprender a hablar inglés.
Sé tocar la guitarra y la batería.
No se parece a su mamá ni a su papá.