Conjunciones completivas

Las conjunciones completivas son un caso muy particular dentro de nuestro idioma, ya que ellas son muy pocas y, en cierto sentido, complejas. Podemos decir que este tipo de conjunciones sirven para unir o enlazar los diferentes elementos que forman parte o componen las oraciones complejas. Dado a sus características y funciones, las conjunciones completivas pueden introducir una proposición subordinada sustantiva, una enunciativa o una de carácter interrogativa.

De esta manera, este tipo de conjunciones pueden hacer referencia al sujeto, al objeto directo de una oración o realizar una interrogación indirecta. En los primeros dos casos se trata de la conjunción completiva que, mientras que en el último de ellos de la conjunción si.

Ejemplo de conjunciones completivas:

No me gusta que hagan malos comentarios de mis amigos.
Les pido de favor que me disculpen.
La maestra le preguntó a Juan si había hecho la tarea.
Marina dice que pronto hará un viaje a África.
Si no apruebas esa materia reprobarás todo el año escolar.
La televisión que compré es muy buena.
Su padre le dije que si quería podía darle dinero.
Si hay tiempo ellos vendrán conmigo.
Si nos gusta lo compraremos.
Tú quieres que sea amable.