Conjunciones concesivas

Las conjunciones concesivas pueden ser definidas como aquellas que preceden a una oración o preposición subordinada que expresa a su vez una objeción, dificultad o problemas según lo que se dice en la oración principal. A pesar de ello, dicha problemática no impide su realización. En cierto sentido, las conjunciones de este tipo son muy parecidas a las adversativas, las cuales expresan una contraposición, una exclusión o un antagonismo. De esta manera, las conjunciones concesivas más populares son aunque, por más que, pese a que.

Ejemplo de conjunciones concesivas:

Por más que lo intentes nunca te perdonaré.
Aunque me gusta mucho el deporte, en realidad no practico ninguno.
Pese a que hice un gran esfuerzo no aprobé el examen.
Por más que busco una solución no puedo resolver el problema.
Quisiera ir de viaje aunque no tengo tiempo ni dinero para hacerlo.
Aunque seas mi mejor amigo no estoy de acuerdo.
Pese a que me regañen haré eso.
Por más que me pida perdón no cambiaré de postura.
Ellos lo intentarán aunque parezca difícil.
Ella me quiere pese a que le mentí.