Conjunciones condicionales

Las conjunciones condicionales son en realidad una subclase de las llamadas conjunciones subordinantes. A grandes rasgos, este último tipo de conjunciones unen o enlazan los componentes de una oración con la característica de subordinar una de ellas a la otra. Por lo tanto, las conjunciones condicionales se definen por la función específica que cumplen según lo dicho anteriormente. De esta manera, podemos decir que las conjunciones condicionales expresan una subordinación respecto alguna circunstancia o hecho incierto o supuesto, el cual se considera como una condición.

En otras palabras, dicha conjunción hace referencia a la condición o necesidad de que se verifique alguna situación, contexto o circunstancia para que se pueda llevar a cabo lo dicho en el elemento del que depende. Las conjunciones condicionales más conocidas y, por lo tanto más utilizadas, son si, como, siempre que, con tal que, dado que, ya que, una vez que.

Ejemplo de conjunciones condicionales:

Les avisaré a todos los demás si es que llegó temprano.
Haz la tarea como puedas.
Les explicaré el tema siempre que me pongan atención.
Ojalá y lo haya hecho como se lo dije dado que es muy difícil.
Ellos hablaron como si estuvieran enfadados.
Te llevaré al parque siempre que te portes bien.
Es muy importante ir ya que nos darán muy buena información.
Si tienes dinero podemos comprar uno nuevo.
Ellos tienen un perro como el de ella.
Siempre que consigas un buen resultado te ayudaré.