Conjunciones consecutivas

Las conjunciones consecutivas son consideradas por algunos como una subclase de las conjunciones subordinantes que, como bien se sabe, enlazan los elementos de una oración subordinando uno de ellos al otro. Como lo dice su nombre, las conjunciones consecutivas pueden ser definidas como aquellas que unen oraciones o proposiciones según una consecución lógica. Esto quiere decir que dichas conjunciones ayudan a plantear que una oración es el resultado de otra o consecuencia de ella.

De esta manera, las conjunciones consecutivas más utilizadas son con que, luego, pues, tan. También funcionan como conjunciones de este tipo otras expresiones como por consiguiente, así que, en consecuencia, de manera que, tanto que, por lo tanto.

Ejemplo de conjunciones consecutivas:

El examen es muy difícil. Por lo tanto, les sugiero que estudien muy bien.
Fui a mi casa y luego a la fiesta.
No hay suficientes botes de basura en la ciudad. Por consiguiente todas las calles están sucias.
Su hijo tuvo un mal comportamiento. De manera que nos vemos en la necesidad de reportarlo.
Vamos a comer pues tengo mucha hambre.
Con que no fueron a la escuela.
No fui pues no tenía dinero.
Hoy me siento tan feliz.
Luego se verán en la plaza.
La película era divertida pues tenía muchas escenas chuscas.